Negligenciasmedicas.legal

Reducción de fracturas

La reducción de fracturas es un procedimiento médico que se utiliza para alinear y restablecer la posición normal de los huesos que han sido fracturados o dislocados. Este término proviene del latín «reductio,» que significa «volver a poner en su lugar.» Es un proceso crucial en el tratamiento de fracturas, ya que la alineación incorrecta de los huesos puede llevar a complicaciones graves, como la pérdida de función, dolor crónico o deformidades permanentes.

Existen dos tipos principales de reducción de fracturas: la reducción cerrada y la reducción abierta. La reducción cerrada se realiza sin necesidad de cirugía. En este procedimiento, el médico manipula manualmente los huesos desde el exterior para volver a alinearlos. Este método se usa comúnmente en fracturas simples donde los huesos no han perforado la piel y no están desplazados de manera significativa. La reducción cerrada generalmente se lleva a cabo bajo anestesia local o sedación para minimizar el dolor del paciente durante el proceso.

Por otro lado, la reducción abierta implica una intervención quirúrgica. Este método se emplea cuando la fractura es más compleja, los huesos están gravemente desplazados o si hay fragmentos óseos que no pueden ser realineados mediante manipulación externa. Durante la reducción abierta, el cirujano hace una incisión en la piel y los tejidos blandos para acceder directamente al hueso fracturado. Luego, se utilizan diversos dispositivos, como placas, tornillos o clavos, para mantener los huesos en la posición correcta mientras se curan. La reducción abierta también se puede combinar con la fijación interna para proporcionar estabilidad adicional a la fractura.

La elección del método de reducción depende de varios factores, incluyendo la localización y severidad de la fractura, la edad y salud general del paciente, y la presencia de otras lesiones o complicaciones. Independientemente del método utilizado, el objetivo principal de la reducción de fracturas es permitir que los huesos sanen en su alineación anatómica correcta, asegurando así la restauración óptima de la función y minimizando el riesgo de complicaciones a largo plazo.

El proceso de reducción de fracturas también incluye el manejo del dolor y la inflamación, así como la evaluación continua de la curación mediante radiografías u otras técnicas de imagen. Después de la reducción, se pueden utilizar dispositivos de inmovilización como yesos, férulas o soportes ortopédicos para mantener la estabilidad del hueso mientras se cura. La rehabilitación, incluyendo ejercicios de fisioterapia, puede ser necesaria para recuperar la fuerza y la movilidad del área afectada.

¿Está buscando un abogado especializado en negligencia médica?

Más entradas

Ciclosporina

La ciclosporina es un medicamento inmunosupresor utilizado principalmente en el ámbito de los trasplantes de órganos para prevenir el rechazo del injerto. Este fármaco también

Warfarina

La warfarina es un anticoagulante oral ampliamente utilizado en la práctica médica para la prevención y tratamiento de diversas condiciones tromboembólicas. Este medicamento actúa inhibiendo

Heparina

La heparina es un medicamento anticoagulante que se utiliza para prevenir y tratar la formación de coágulos de sangre en el cuerpo. Es un polímero

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.