Negligenciasmedicas.legal

Negligencia en tratamiento y diagnóstico del cáncer | ¿Cómo reclamar?

Una de las negligencias médicas que lamentablemente están a la orden del día es la negligencia en el tratamiento y diagnóstico del cáncer. Ésta puede deberse a un diagnóstico tardío, a que no se vio el tumor o bien a un problema durante la intervención, entre otros. Veamos cómo abordarlo y si se necesita un abogado especializado en negligencias médicas

Todo lo que necesitas saber

El cáncer de por sí es una de las enfermedades más duras que puede sufrir el paciente, sobre todo en los casos en los que está avanzado o que no hay nada qué hacer. Sin embargo, sea cual sea su estadio, siempre es una mala noticia y es comprensible venirse abajo o pasarlo realmente mal.

No obstante, hay diagnósticos y tratamientos que son los equivocados y eso podría ser un caso de negligencia médica . Por ese motivo, si te encuentras en esta situación de incertidumbre y crees que hay algo que no cuadra, que sepas que tu caso podría guardar una importante relación.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Puede que al diagnosticar el cáncer o darte el tratamiento los profesionales médicos se hayan equivocado con tu caso y el resultado no sea el esperado. En cualquier caso, es importante que sepas que no estás solo/a, que puedes confiar en abogados especializados en estos casos. 

Principales errores médicos

¿Qué errores médicos pueden dar lugar a una negligencia médica en cáncer? Uno de los principales puede ser el retraso en el diagnóstico. Esto es un problema muy grave para el paciente, dado que reduce las posibilidades de sobrevivir y requiere de tratamientos más agresivos.

Tampoco es lo mismo un cáncer localizado y operable que uno que se encuentra diseminado a distancia. Estaríamos ante una pérdida de oportunidad y serían responsables los médicos de atención primaria y distintos especialistas que no lo vieron a tiempo. 

Por otro lado, hay casos en los que se tienen antecedentes y se requiere de pruebas preventivas de carácter temprano para evaluar al paciente. En el caso de que no sea llamado a estas pruebas o darle largas, podría ser también visto como negligencia médica, dado que su caso no se detectó a tiempo por ese motivo.

Algo similar ocurriría en el caso de pacientes que manifiestan determinados síntomas de cáncer, pero que el profesional decide pasar por alto porque no cree que sea un cáncer. Si no se realizan pruebas, se estaría haciendo caso omiso y retrasando el tratamiento al paciente. Sería también negligencia.

¿Y los daños causados en tratamientos oncológicos? También pueden producirse y manifestarse por distintas razones. Es fundamental informar al paciente de los riesgos a los que se somete y también los posibles efectos secundarios. A la vez que es fundamental no dejarse una gasa durante una intervención para extirpar un tumor. Todo esto es un caso claro de negligencia médica.

En resumen, podemos dividir los casos de negligencia médica en cáncer en los siguientes tipos:

  • Error de diagnóstico: puede ocurrir que el médico se equivoque en el diagnóstico del paciente. Puede decirle que no es cáncer y que efectivamente sí lo sea.
  • Diagnóstico tardío: también puede que el médico responsable tarde mucho en hacer las pruebas y que por ello no le detecte el cáncer a tiempo. En ese caso el paciente corre el riesgo de que el cáncer pase de ser localizado a avanzado y que tenga que someterse a un tratamiento más fuerte o tenga menos posibilidades de seguir con vida.
  • Tratamiento equivocado: otra de las negligencias médicas que pueden suceder es que el médico responsable le ponga al paciente el tratamiento equivocado. En algunos casos puede ser directamente la intervención, en otros el uso de pastillas de quimio, en otros directamente quimio y en otros radioterapia
  • Problema en la intervención: también puede ocurrir que surja un problema durante la cirugía de cáncer. Por ejemplo, que se deje una gasa dentro o que haya algún problema con el material quirúrgico utilizado. 

Negligencias más comunes en casos de cáncer

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes por negligencia médica?

  • Cáncer de mama: una de las negligencias que pueden girar en torno a este tipo de cáncer, pasa por el retrato de diagnóstico. Puede ser fruto de una mala praxis por parte del profesional sanitario, provocando que el tratamiento tenga que ser más agresivo o que el paciente tenga menos posibilidades de sobrevivir. 
  • Linfoma de Hodgkin: se produce en el sistema linfático y se detecta si hay un ganglio inflamado. El paciente puede notar dolor en la espalda o en alguna zona en concreta, pero si el profesional médico no le ve nada y deja correr el caso, podría ser un caso de negligencia médica si efectivamente se demuestra que es el linfoma.
  • Cáncer de próstata: también puede ser un problema si no se coge a tiempo por negligencia del médico. Lo mismo si durante la intervención se deja algún resto.
  • Cáncer de vejiga: es un tipo de cáncer que suele manifestarse en forma de sangre en la orina. Sin embargo, es un síntoma que puede estar asociado a muchas otras dolencias. Si el médico al mando no le da importancia o asegura que no es cáncer y finalmente lo es, sería negligencia.
  • Cáncer de ovarios: en este tipo de cáncer, como ocurre en todos, detectarlo lo antes posible es fundamental. De no ser así tras haber ido a consultas y examinaciones, sería negligencia médica.
  • Cáncer de vesícula biliar: puede ocurrir que durante una operación de vesícula no se le informe al paciente de que los restos extraídos podrían ser cancerígenos. Esto podría tener consecuencias fatales a causa de un diagnóstico tardío.

¿Está penado un diagnóstico tardío de cáncer con hasta 100.000 euros?

Cada caso es un mundo. Un ejemplo de ello es este caso que llevó el propio Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, quien condenó a la propia Conselleria de Sanidad a indemnizar con 100.000 euros a una paciente debido a un diagnóstico tardío de 16 meses.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

El tumor se dijo que estaba en el estadio IIIB. Pero el paciente había acudido varias veces a la consulta por fatiga y otros síntomas, incluso con la presencia de sangre en las heces. Pero apenas se le diagnosticó una anemia. Sin embargo, cuando otro médico revisó su caso, pidió una colonoscopia. 

Con esos dieciséis meses de tiempo perdidos, dio lugar a una negligencia médica por retraso en el diagnóstico y se indemniza a la víctima con esta cantidad. 

Otro de los casos más polémicos fue el de una chica joven a la que le dieron quimio y radio a causa de una negligencia médica. Lo que ocurrió fue que confundieron una gasa con un tumor, a lo que luego se echaron las culpas unos médicos a otros y el caso terminó en los tribunales. La joven aseguró que ni siquiera le habían pedido perdón.

Son algunos de los casos conocidos y que abrieron periódicos, pero hay muchos más al respecto, con distintas situaciones, causas y cuantías.

¿Cómo saber si es un caso de negligencia médica?

Muchos pacientes pueden pasar por una situación similar y no saber si es un caso de negligencia médica. Normalmente, se determina así cuando hay indicios de que algo no ha salido bien por culpa de un error médico.

Evidentemente, todos nos equivocamos y errar es humano, pero el médico tiene una gran responsabilidad cuando trata a un paciente y debe contribuir a acertar para salvarle la vida, no todo lo contrario. En el caso de que suceda un error en el diagnóstico, un diagnóstico tardío, despiste en la intervención o un tratamiento equivocado, efectivamente sería caso de negligencia médica.

No obstante, puede ocurrir que por nervios o por ser una situación realmente dura, el paciente prefiera no entrar en estos litigios y que todo siga su curso natural. Asume que el médico se equivocó pero no arremete judicialmente contra él. Claro que, tampoco es la mejor opción si pensamos en que podría ocurrir lo mismo a sus futuros pacientes.

En cualquier caso, la mejor de las opciones pasa por delegar y contratar los servicios de un bufete especializado en negligencias médicas

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.