Negligenciasmedicas.legal

Radioterapia

La radioterapia es una modalidad de tratamiento médico que utiliza radiación ionizante para destruir o dañar células cancerosas, impidiendo su crecimiento y división. Es una herramienta fundamental en la oncología y puede emplearse sola o en combinación con otros tratamientos como la cirugía y la quimioterapia.

Existen dos tipos principales de radioterapia: la radioterapia externa y la radioterapia interna. La radioterapia externa utiliza una máquina llamada acelerador lineal que dirige haces de radiación hacia el tumor desde fuera del cuerpo. Este método permite tratar tumores localizados en diversas partes del cuerpo, con precisión milimétrica, minimizando el daño a los tejidos sanos circundantes.

La radioterapia interna, o braquiterapia, consiste en colocar una fuente de radiación directamente dentro o cerca del tumor. Esto se logra mediante la inserción de semillas radiactivas, cables o catéteres en el área afectada. La braquiterapia es particularmente efectiva en el tratamiento de cánceres ginecológicos, de próstata y de mama, ya que permite administrar altas dosis de radiación en una zona específica.

El proceso de planificación de la radioterapia es complejo e involucra a un equipo multidisciplinario compuesto por oncólogos radioterapeutas, físicos médicos, dosimetristas y tecnólogos en radioterapia. Este equipo realiza un cuidadoso análisis de imágenes de diagnóstico por imagen como tomografías computarizadas (TC), resonancias magnéticas (RM) y tomografías por emisión de positrones (PET) para delinear el área a tratar y calcular la dosis exacta de radiación que se debe administrar.

El objetivo principal de la radioterapia es maximizar la dosis al tumor mientras se minimiza la exposición a los tejidos sanos adyacentes. Esto se logra mediante técnicas avanzadas como la radioterapia de intensidad modulada (IMRT), la radioterapia guiada por imagen (IGRT) y la radioterapia estereotáctica (SRT). La IMRT permite variar la intensidad de los haces de radiación, adaptándolos a la forma del tumor, mientras que la IGRT utiliza imágenes obtenidas durante el tratamiento para ajustar con precisión la posición del paciente. La SRT, por su parte, es una técnica de alta precisión que administra dosis altas de radiación en una o pocas sesiones, siendo ideal para tumores pequeños o difíciles de alcanzar.

A pesar de su efectividad, la radioterapia puede tener efectos secundarios, que varían dependiendo de la zona tratada y la dosis administrada. Los efectos secundarios comunes incluyen fatiga, irritación de la piel, pérdida de cabello en el área tratada y cambios en el apetito. A largo plazo, pueden surgir complicaciones como fibrosis, daño a órganos cercanos y riesgo aumentado de desarrollar segundos cánceres.

La radioterapia ha avanzado considerablemente en las últimas décadas gracias a los progresos en la tecnología de imágenes y la informática, permitiendo tratamientos más precisos y personalizados. Investigaciones actuales se centran en mejorar aún más la eficacia de la radioterapia y reducir sus efectos secundarios, explorando nuevas modalidades como la protonterapia y la radioterapia con iones pesados, que ofrecen ventajas adicionales en términos de control del tumor y preservación de los tejidos sanos.

¿Está buscando un abogado especializado en negligencia médica?

Más entradas

Ciclosporina

La ciclosporina es un medicamento inmunosupresor utilizado principalmente en el ámbito de los trasplantes de órganos para prevenir el rechazo del injerto. Este fármaco también

Warfarina

La warfarina es un anticoagulante oral ampliamente utilizado en la práctica médica para la prevención y tratamiento de diversas condiciones tromboembólicas. Este medicamento actúa inhibiendo

Heparina

La heparina es un medicamento anticoagulante que se utiliza para prevenir y tratar la formación de coágulos de sangre en el cuerpo. Es un polímero

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.