Negligenciasmedicas.legal

¿Cómo saber si hubo negligencia médica? – Guía 2024

¿Te preguntas si has sufrido una negligencia médica? En esta guía encontrarás toda la información necesaria para identificar y entender los elementos que constituyen una negligencia en el ámbito de la salud.

Además, podrás contactar sin compromiso con abogados especialistas en derecho sanitario en tu ciudad, quienes te orientarán sobre cómo proceder si sospechas que has sido víctima de negligencia médica, asegurando que tus derechos estén protegidos en todo momento.

¿Qué es una negligencia médica?

La negligencia médica surge cuando un profesional de la salud, ya sea en un entorno hospitalario o clínico, falla en actuar con la diligencia debida según los estándares de la Lex Artis Médica.

La negligencia no se limita a los errores de acción, sino que también incluye las omisiones, donde la inacción del médico resulta en un perjuicio para el paciente.

Lex Artis Médica ¿qué es?

La Lex Artis Médica es el pilar sobre que se asienta la actuación médica. Este conjunto de prácticas médicas busca garantizar que los tratamientos y procedimientos se lleven a cabo con un nivel de cuidado y conocimiento acorde a la evolución actual de la ciencia médica.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Es importante señalar que, situaciones imprevisibles y fuera del conocimiento médico actual, no entran en este marco, liberando al profesional de responsabilidad en tales casos.

Elementos clave para identificar una negligencia médica

Identificar una negligencia médica implica demostrar que el daño sufrido por el paciente difiere significativamente de los resultados que hubiera logrado un profesional competente bajo circunstancias similares.

Esto requiere una evaluación de los daños, donde el perjuicio debe ser directamente atribuible a una acción u omisión del profesional de la salud.

1. Deber de cuidado

El primer paso para identificar una negligencia es establecer que existía un deber de cuidado por parte del profesional hacia el paciente. En el contexto médico, este deber se crea automáticamente cuando un paciente busca el consejo o tratamiento de un profesional de la salud.

Este deber implica que el médico debe actuar con la misma diligencia, cuidado y habilidad que se esperaría de un profesional razonablemente competente en circunstancias similares.

2. Violación del deber de cuidado

Una vez establecido el deber de cuidado, es necesario demostrar que hubo una violación de este deber. Esto ocurre cuando el profesional no actúa de acuerdo con los estándares aceptados de la práctica médica, conocidos como Lex Artis Médica.

Esta violación puede ser el resultado de acciones realizadas negligentemente, o la omisión de acciones que deberían haberse llevado a cabo. Por ejemplo, errores de medicación, procedimientos quirúrgicos inadecuados y la falta de obtención del consentimiento informado.

3. Daño

Para que una reclamación de negligencia médica sea válida, debe haber un daño real. Este daño puede manifestarse de diversas formas, como lesiones físicas, empeoramiento de una condición preexistente, la aparición de nuevas enfermedades o condiciones, y en los casos más graves, la muerte.

Es importante resaltar que el daño debe ser significativo y tener un impacto tangible en la vida del paciente, ya sea a través de su salud, bienestar emocional, capacidad de trabajo, o calidad de vida en general.

4. Nexo causal

Finalmente, debe existir un nexo causal claro entre la violación del deber de cuidado y el daño sufrido. Esto significa que el perjuicio experimentado por el paciente debe ser una consecuencia directa de la acción u omisión negligente del profesional de la salud.

Determinar este vínculo causal a menudo requiere el análisis y testimonio de expertos médicos, quienes pueden evaluar si los resultados negativos experimentados por el paciente eran previsibles y evitables si se hubieran seguido las prácticas médicas apropiadas.

¿Cuándo no es negligencia médica? Diferenciando los resultados adversos

Entender la distinción entre un resultado adverso y la negligencia médica es crucial en el ámbito de la salud. No todo resultado adverso implica una falta por parte del profesional de la salud.

En muchas ocasiones, estos resultados negativos se deben a complicaciones imprevistas o reacciones inusuales del paciente a tratamientos generalmente seguros.

Esto significa que, aunque el desenlace no sea el esperado, no necesariamente se deriva de un error en el conocimiento médico o una omisión crítica en el cuidado del paciente.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Un ejemplo ilustrativo de esta distinción puede ser un caso en el que se realiza un diagnóstico inicial incorrecto, pero que no obstante lleva a un tratamiento que resulta ser beneficioso para el paciente.

En situaciones así, aunque el proceso diagnóstico no fue acertado desde el inicio, la evolución y ajuste del tratamiento no necesariamente indican negligencia.

Causa y nexo causal: el papel del perito médico

El papel del perito médico es fundamental cuando se trata de dilucidar la relación entre una acción médica y un daño específico sufrido por el paciente. La determinación de si un acto médico constituye negligencia y ha causado un perjuicio directo al paciente implica un análisis detallado y especializado, que es precisamente donde interviene este profesional independiente.

Su labor consiste en evaluar minuciosamente el caso para determinar si las acciones del personal médico involucrado se desviaron de lo que se considera estándar o adecuado en el contexto de la práctica médica.

Este proceso implica un examen de las evidencias disponibles, tales como historiales médicos, testimonios y, en ocasiones, investigaciones adicionales sobre el tratamiento o procedimiento en cuestión.

El objetivo es comprender a fondo no solo el acto médico específico, sino también el contexto en el que se realizó, las decisiones que llevaron a ese acto y si esas decisiones se alineaban con las prácticas médicas reconocidas y aceptadas en ese momento.

¿Cómo encontrar un abogado especialista en negligencias médicas?

Si estás interesado en consultar con un abogado especialista, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado. 

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.