Negligencias Médicas

¿Cómo reclamar una negligencia médica? – Guía 2024

Cuando confiamos nuestra salud a los profesionales médicos, esperamos recibir una atención adecuada y diligente. Sin embargo, hay ocasiones en que se producen fallos que pueden desencadenar en lo que se conoce como negligencia médica. Enfrentar estos momentos puede ser abrumador, por lo que es esencial conocer el proceso para presentar una reclamación y buscar la compensación correspondiente.

Identificación y pruebas de la negligencia

Antes de iniciar una reclamación, es fundamental identificar claramente la negligencia y recopilar todas las pruebas pertinentes.

  • Definición de negligencia médica: la negligencia médica se refiere a un error o falta de acción por parte de un profesional de salud que resulta en un daño al paciente. No es cualquier error, sino aquel que un profesional competente y diligente no habría cometido en circunstancias similares.
  • Documentación relevante: reúne todos los informes médicos, pruebas, recetas y cualquier otro documento que pueda evidenciar el error o la omisión.

Determinación de la responsabilidad

Una vez identificada la negligencia, es crucial determinar quién es el responsable.

  • Profesional individual vs. institución: en algunos casos, el responsable es un médico o enfermero en particular, mientras que en otros puede ser una institución o centro médico. Ejemplo: si un equipo de anestesia administra incorrectamente una dosis, puede ser responsabilidad del anestesiólogo o de todo el equipo.
  • Responsabilidad legal: según el artículo 1902 del Código Civil, «el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado». Bajo este precepto, el profesional o la entidad responsable debe compensar al afectado.

Pasos para presentar una reclamación

Una vez recopilada la información, es hora de iniciar el proceso de reclamación.

  • Comunicación previa: antes de llevar el caso a instancias judiciales, es recomendable intentar una solución amistosa. Esta comunicación debe ser formal y detallada, exponiendo claramente la negligencia identificada y las expectativas de compensación.
  • Plazo para reclamar: es esencial tener en cuenta que existe un tiempo limitado para presentar una reclamación desde el momento en que se identifica la negligencia.
  • Asesoramiento legal: dada la complejidad de estos casos, es crucial contar con un profesional que oriente y represente adecuadamente.

Compensación y reparación

No se trata solo de identificar la negligencia, sino de obtener la justa compensación por los daños y perjuicios.

  • Evaluación del daño: es fundamental determinar el alcance del daño, ya sea físico, psicológico o económico.
  • Cuantificación de la compensación: basado en el daño, se establece una cantidad que busque compensar de manera justa al afectado.

¿Cómo encontrar un abogado para negligencias médicas?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.