Negligenciasmedicas.legal

Error en la administración de anestesia  | ¿Cómo reclamar?

Una de las negligencias médicas que se pueden producir, es un error en la administración de la anestesia. Normalmente, los anestesistas son médicos muy preparados y que nunca cometen errores. 

Sin embargo, somos humanos y puede suceder que un día puntual un anestesista administre una dosis superior o inferior de anestesia a la que el paciente necesita. ¿Qué puede ocurrir en el caso de un error de este calibre? Lo vemos.

Negligencia médica por error en la administración de anestesia

Los errores en la administración de anestesia son situaciones graves que pueden tener consecuencias perjudiciales para los pacientes. Unas consecuencias que en mayor o menor medida dependen de la cantidad de anestesia suministrada.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Antes de nada, es importante saber que la negligencia médica se define como la falta de cumplimiento del estándar de cuidado médico esperado por el profesional, en este caso por el anestesista. 

En el caso de un error en la administración de anestesia, esto implica cometer errores que podrían haberse evitado y que podrían causar importantes daños o lesiones al paciente. 

Para algo tan importante como la administración de anestesia, se espera que los anestesiólogos y el personal médico sigan los procedimientos correctos y tomen precauciones para garantizar la seguridad del paciente. 

Los errores en la administración de anestesia pueden ser fatales y pueden incluir el uso de dosis incorrectas, uso de medicamentos equivocados, errores en la monitorización del paciente durante la anestesia y también una posible falta de atención a las necesidades individuales del paciente. 

Estos errores pueden suceder y pueden tener consecuencias graves, como reacciones alérgicas, complicaciones respiratorias, daño neurológico o incluso la muerte. No tienen porqué afectar igual a cada paciente y también depende en gran medida de la cantidad suministrada, dado que puede haber errores más ligeros y más fatales.

En todos estos casos de negligencia médica relacionada con un error en la administración de anestesia, los pacientes o sus familiares pueden presentar reclamaciones legales por daños y perjuicios

Antes de hacer nada, es importante consultar con un abogado especializado en negligencia médica para evaluar la viabilidad de la posible reclamación y buscar compensación por el daño sufrido. Porque recordemos que no tiene porqué ser igual en todos los casos, cada caso puede ser diferente. 

Lo ideal, es evitar que esto ocurra. Pero si echamos un vistazo a los datos que tenemos, las cifras preocupan un poco. Se estima que en el año 2021 las quejas por negligencias médicas aumentaron un 25%, con más de 13.000 casos y 628 muertes. Con estas cifras tan preocupantes, es importante tener mucho cuidado y tratar de ponerse únicamente en manos de un profesional. 

¿Se puede prevenir un error en la administración de anestesia?

Si. Las negligencias médicas por error en la administración de anestesia se pueden prevenir, aunque como te avanzamos, el error humano existe y un día puntual un profesional puede tener un error. 

Lo ideal es que los hospitales y las clínicas traten de implementar medidas para prevenir errores en la administración de anestesia. No solamente formando bien al personal, sino también implantando protocolos de seguridad, mejorando la comunicación entre los miembros del equipo y utilizando tecnología y equipos médicos avanzados, para detectar cualquier posible problema a tiempo.

Consecuencias de administrar más anestesia de la necesaria

Administrar más anestesia de la necesaria, puede dar lugar a que el paciente desarrolle ciertas complicaciones y efectos adversos. Estos pueden variar dependiendo de la cantidad, el tipo de anestesia administrada y la respuesta individual del paciente, porque no todos reaccionan igual. 

Algunas posibles consecuencias de recibir anestesia de más son las siguientes:

  • Fallos en la función respiratoria: una dosis excesiva de anestesia puede llegar a causar dificultad para respirar o incluso que el paciente deje de respirar. Esto puede llevar a la falta de oxígeno en el cuerpo y en los tejidos, lo que es potencialmente peligroso para el paciente. 
  • Hipotensión: la administración excesiva de anestesia también puede reducir la presión arterial del paciente, causando una hipotensión. El problema es que la hipotensión prolongada o grave puede afectar la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno a los órganos vitales, lo cual puede ser perjudicial para la salud. 
  • Complicaciones cardiovasculares: una dosis excesiva de anestesia puede afectar el ritmo cardíaco y la función cardiovascular. Esto puede dar lugar a arritmias cardíacas y otros problemas cardiovasculares que requieren atención médica inmediata. Además, en personas con problemas previos de corazón o congénitos las consecuencias podrían ser todavía peores. 
  • Problemas neurológicos: el exceso de anestesia también puede afectar el sistema nervioso central y provocar complicaciones neurológicas. Estos pueden incluir confusión, mareos, debilidad muscular, temblores, convulsiones e incluso daño cerebral en casos extremos.

Las consecuencias pueden ser graves o incluso irreversibles, dependiendo de la cantidad de anestesia que se administre de más. Por eso es importante que el anestesista haga diferentes comprobaciones, para que todo vaya bien.

# Caso de negligencia médica de un niño que fue administrado con una cantidad de anestesia para un adulto de 130 kilos

Este caso fue real y uno de los más sonados hace relativamente poco tiempo. Sucedió en marzo de 2021, en el Hospital Universitario de Torrejón (Madrid).

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Lo que ocurrió fue que se produjo un error en la administración de ketamina a un niño de diez años que iba a ser operado por una fractura de brazo. Por equivocación, una enfermera le administró una dosis excesiva que se correspondía con la cantidad que necesitaría un adulto de 130 kilos, y se trataba solamente de un niño, lo que provocó que el niño tuviera que ser ingresado en la UCI. 

Según el informe del hospital, se administró al niño una dosis de ketamina de 250 miligramos en lugar de los 50 miligramos prescritos por el pediatra de guardia. Este error se debió a una equivocación en la preparación del medicamento por parte del personal de enfermería, ya que no se realizó la dilución correcta. 

Aunque solo se llegó a administrar la mitad de la dosis debido a que ya había surtido efecto sedante, la familia denunció que se le había administrado una dosis destinada a un adulto de 130 kilos a lo que solamente era un niño de 30 kilos. Es decir, más de 4 veces la necesaria, aunque finalmente fuera el doble. 

Por ello, la comisión jurídica asesora de la Comunidad de Madrid reconoció el error en la sobredosificación del medicamento y determinó una indemnización de 4.500 para compensar el daño moral sufrido por la familia. Aunque la familia había solicitado una compensación de 15.000 euros previamente. 

Por todo esto, es por lo que es tan importante la administración precisa de medicamentos y los profesionales deben siempre garantizar la seguridad y el bienestar de los pacientes. Porque hay errores humanos que pueden costar vidas o causar daños irreversibles.

Consecuencias de administrar menos anestesia de la necesaria

También puede ocurrir el caso contrario, que a una persona le administren menos anestesia de la que necesita durante una intervención. Si esto sucede, el principal problema es que puede experimentar molestias y dolor durante la intervención

Presentar dolor puede ser extremadamente incómodo e incluso angustiante para el paciente, sobre todo porque puede pasarlo mal y generar un trauma irreversible.

Entre las posibles consecuencias de recibir anestesia insuficiente, destacamos las siguientes: 

  • Sufrir dolor durante el procedimiento: la anestesia se utiliza para bloquear la sensación de dolor y mantener al paciente cómodo durante la cirugía u otro procedimiento médico a realizar. Si la dosis de anestesia es insuficiente, el paciente puede sentir dolor agudo, incomodidad o malestar durante la intervención. Esto puede dificultar la realización del procedimiento y causar una experiencia traumática para el paciente. 
  • Ansiedad y estrés: la falta de anestesia adecuada puede generar un estado de ansiedad en el paciente. El miedo al dolor y la preocupación excesiva por el procedimiento pueden aumentar significativamente, lo que puede afectar la experiencia general del paciente y su bienestar emocional. 
  • Respuesta fisiológica no deseada: si el paciente no está adecuadamente anestesiado, su cuerpo puede tener respuestas fisiológicas no deseadas, como un aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la presión arterial o tensión muscular. Estas respuestas pueden hacer que el procedimiento sea más difícil de realizar y aumentar el riesgo de complicaciones, pudiendo desencadenar en un desenlace fatal. 
  • Trauma emocional y psicológico: el hecho de experimentar dolor o malestar significativo durante un procedimiento médico puede causar un trauma emocional y psicológico en el paciente y quedarse para siempre. Es un mal trago que puede afectar su confianza en futuros procedimientos médicos y generar miedo o ansiedad generalizada hacia el sistema de atención médica. 

Por todo esto, es fundamental que el equipo médico sea consciente de la importancia de administrar la anestesia en la dosis adecuada para garantizar la seguridad del paciente durante las intervenciones. Porque un error de anestesia donde se administra de más o de menos, puede llegar a ser muy grave para el afectado.

Los errores de anestesia lamentablemente pueden suceder. No son lo habitual pero, como te contamos, un día pueden producirse debido a un error humano, ya sea que el responsable se encuentra muy cansado, tiene un problema personal que le impide concentrarse debidamente o simplemente ha cometido un error en los cálculos.

Las consecuencias de estos errores en el suministro de anestesia al paciente pueden ser tan horribles que incluso pueden provocar una pérdida de funciones, daños en los nervios o lesiones cerebrales permanentes en los casos más graves. Incluso puede ocasionar que un paciente vuelva en sí durante la cirugía.

Por todo esto es por lo que es tan importante delegar en manos de un buen profesional médico. Ante este tipo de situación, recuerda que puedes denunciar a causa de negligencia médica por error en la administración de anestesia

Si lo prefieres, cuéntanos tu caso para que podamos evaluar la viabilidad y darte una respuesta. ¿Hablamos? 

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.