Negligenciasmedicas.legal

Negligencia médica por uso de fórceps en partos | ¿Cómo reclamar?

La llegada de un nuevo miembro a la familia es un momento lleno de expectativas y emociones. Sin embargo, este evento tan significativo puede verse empañado por complicaciones inesperadas

. Una de estas situaciones se presenta cuando hay una negligencia médica durante el uso de instrumentos obstétricos, como los fórceps y las ventosas, durante el parto.

En este artículo, exploraremos en profundidad las ramificaciones de este tipo de negligencia, cómo la legislación española aborda estos casos, y qué pasos seguir para encontrar un abogado especialista en la materia.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Qué son los Fórceps y Ventosas y para qué se usan?

Los fórceps y las ventosas son instrumentos obstétricos diseñados para asistir en el parto cuando existen complicaciones que impiden que el bebé avance por el canal de parto de manera natural y segura. Su uso está indicado en circunstancias específicas y siempre bajo la premisa de que tanto el personal médico esté altamente capacitado como que el entorno sea el adecuado para su utilización.

  • Fórceps: este instrumento tiene dos grandes cucharas metálicas que se colocan cuidadosamente alrededor de la cabeza del bebé. Una vez en posición, el médico ejerce una tracción suave y controlada con el objetivo de ayudar al bebé a descender a través del canal de parto durante las contracciones maternas. Los fórceps pueden ser necesarios en situaciones en las que el parto no está progresando a pesar de las contracciones regulares y efectivas, o cuando el bebé muestra signos de sufrimiento y necesita ser nacido de forma rápida.
  • Ventosas: también conocidas como extractores de vacío, consisten en una copa que se adhiere a la cabeza del bebé mediante la creación de un vacío. Al igual que con los fórceps, la intención es guiar al bebé suavemente a través del canal de parto durante las contracciones. Su uso es común cuando la madre está demasiado exhausta para empujar o cuando el bebé se encuentra en una posición que dificulta su avance natural.

Ambos instrumentos, cuando son utilizados correctamente, pueden ser de gran ayuda para concluir un parto que, de otro modo, podría requerir de una cesárea. Sin embargo, es crucial que antes de su empleo, se realice una valoración exhaustiva del estado del bebé y de la madre, considerando aspectos como la posición del bebé, la dilatación del cuello uterino, y la capacidad de la pelvis materna para permitir el paso del niño.

Riesgos por el uso inadecuado de ventosas y fórceps

El uso inadecuado de los fórceps y las ventosas conlleva riesgos significativos tanto para la madre como para el bebé. La habilidad del médico y la adherencia a protocolos estrictos son fundamentales para minimizar estos riesgos, pero aun con el mayor de los cuidados, el uso de estos instrumentos no está exento de posibles complicaciones.

  • Para el bebé, el uso incorrecto de estos dispositivos puede resultar en lesiones que incluyen, pero no se limitan a, hematomas en la cabeza o marcas de presión, fracturas de cráneo o hemorragias intracraneales, lesiones en el cuello o los nervios faciales, e incluso en casos más graves, daño cerebral debido a la falta de oxígeno durante un parto prolongado o traumático.
  • Para la madre, las complicaciones pueden abarcar desgarros perineales extensos, lesiones en los tejidos blandos y órganos cercanos como la vejiga o la uretra, hemorragias postparto o infecciones. Además, hay un impacto emocional y psicológico a considerar, dado que un parto traumático puede dejar secuelas en la salud mental, incluyendo estrés post-traumático o depresión postparto.

Es vital que los médicos comuniquen de forma transparente a la madre los riesgos asociados con el uso de fórceps y ventosas, y obtengan su consentimiento informado antes de proceder. Este diálogo debe ser claro, permitiendo a la madre entender las alternativas disponibles y las posibles consecuencias de cada opción.

Comprensión de la negligencia médica en el uso de Instrumentos obstétricos

El uso de instrumentos como fórceps y ventosas se realiza con el objetivo de asistir en la extracción del bebé durante el parto. No obstante, el manejo inadecuado de estos puede desencadenar lesiones tanto en la madre como en el neonato. Las consecuencias pueden ir desde hematomas y laceraciones hasta daños más graves como parálisis cerebral o fracturas craneales en el bebé, y desgarros o hemorragias en la madre.

Para entender qué configura una negligencia médica en estos casos, es fundamental establecer que cualquier procedimiento debe seguir los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias. Cuando estos protocolos no se cumplen, ya sea por falta de pericia, omisión de la evaluación adecuada de los riesgos, o aplicación incorrecta de la técnica, estamos ante una posible negligencia.

Marco Legal y Legislación Española en casos de negligencia médica en partos

La legislación española cuenta con un marco jurídico que regula la responsabilidad por negligencia médica, aunque no se haga mención directa a los instrumentos obstétricos como fórceps o ventosas. La Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, establece los derechos de los pacientes a recibir una información adecuada y a que se respete su voluntad.

En caso de que se produzca una negligencia, los afectados pueden acogerse a la Ley Orgánica 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, para presentar una demanda por responsabilidad civil y así obtener una indemnización por los daños sufridos. Además, el Código Penal, en su Título XV, articula las consecuencias de los delitos de lesiones, que podrían imputarse si la acción negligente se considera dolosa o imprudente.

¿Cómo encontrar un abogado para negligencia médicas por uso incorrecto de fórceps y ventosas en partos?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.