Negligenciasmedicas.legal

Lesiones medulares por negligencias médicas | ¿Cómo reclamar?

Entrar al quirófano para mejorar una determinada afección (general o traumatológica) y terminar con una parte del cuerpo paralizada. En un abrir y cerrar de ojos las expectativas de la persona han pasado del todo a la nada.

En España se producen en torno a 1000 casos de lesión medular al año. La mitad por accidentes de tráfico. Otra parte significativa por enfermedades y causas congénitas. El resto por caídas, golpes… ¿Las menos? Un pequeño porcentaje ocurre por errores médicos.

Son pocas, pero cada año hay en nuestro país paraplejias y tetraplejias evitables con todo lo que eso supone.  Su grado es variable, pueden ir desde la parálisis total sin sensibilidad hasta una parálisis más limitada que permite tener la fuerza y el equilibrio suficientes para caminar erráticamente.

Sea cual sea el grado, las personas con lesión medular se enfrentan a desafíos permanentes para realizar las tareas cotidianas que el resto damos por supuestas. Es una batalla física y mental. Una batalla que, en caso de estar presente el error médico, multiplica el dolor.

Volver atrás no es posible. Exigir responsabilidades, sí. 

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Cómo se producen la mayoría de lesiones medulares por negligencias médicas?

Este tipo de negligencias pueden ocurrir en distintos entornos, pero se dan con mayor frecuencia en los quirófanos.

Una de las complicaciones más severas que pueden ocurrir en traumatología es la paraplejia o tetraplejia. Suceden con mayor frecuencia en operaciones de hernia discal y hernia cervical por el gran número de casos que se realizan anualmente y por la mayor exposición de la médula.

Aún así, estos errores médicos no deberían producirse. 

Entrar en quirófano para acabar con el dolor lumbar o cervical y terminar sin movilidad en las extremidades es inadmisible.

Depurar responsabilidades, ese es nuestro objetivo como abogados especialistas en negligencias médicas.

Casos frecuentes de tetraplejias evitables

Operaciones en la columna vertebral

Cuando los problemas discales provocan comprensión del nervio y los tratamientos conservadores no funcionan suelen realizarse distintos tipos de cirugías de espalda susceptibles de provocar lesiones severas como paraplejias y tetraplejias.

Suceden en discectomías, en laminectomías, en fusiones espinales…

Ocurren por el riesgo inherente a la propia intervención, pero detrás de ese riesgo puede estar presente el error o la imprudencia del equipo médico.

Anestesia epidural y raquídea

Según diversos estudios, las complicaciones neurológicas tras la anestesia epidural o raquídea se sitúan entre 1 de cada 1.000 y 1 de cada 1.000.000 casos.

Estas cifras contenidas no ocultan el verdadero problema: los errores médicos están presentes en las anestesias.

¿Sus principales causas? La toxicidad directa de los fármacos, el hematoma espinal, las lesiones con la aguja o catéter y el absceso epidural o subdural.

Ginecología y obstetricia

La fase final del embarazo y el propio parto son momentos clave en los que también podemos detectar errores médicos con consecuencias muy graves.

Una mala praxis médica en esos momentos puede dar lugar a lesiones muy graves que terminen provocando paraplejia, tetraplejia y otros problemas de movilidad al nacer.

Tumores

Un último caso susceptible de ser considerado como error médico es el relacionado con los tumores.

Puede ocurrir que debido a una metástasis, la médula espinal sufra daños neurológico por compresión. Se conoce como síndrome de compresión medular por cáncer.

Esta complicación neurológica tiene una elevada morbilidad. Es considerada como una emergencia oncológica porque puede derivar en una pérdida irreversible de la función neurológica.

Vital su detección e intervención temprana. En este sentido la negligencia puede ocurrir por una ausencia en su diagnóstico o por una intervención tardía e inadecuada.

¿Cómo saber si hubo negligencia médica?

El proceso de demostrar la negligencia suele ser complejo, por eso debes ponerte en manos de un bufete de abogados especialista en errores médicos. Nosotros podemos ayudarte.

Entrando en materia, la negligencia se articula sobre varios conceptos que debes comprender antes de afrontar una reclamación de este tipo.

Consentimiento informado

El consentimiento informado es un proceso informativo que se da entre el equipo médico y el paciente. Culmina con la firma de un documento en el que se muestra en qué consistirá el procedimiento y los riesgos del mismo. 

El artículo 3 de la Ley 41/2002 lo define así:

“Consentimiento informado: la conformidad libre, voluntaria y consciente de un paciente, manifestada en el pleno uso de sus facultades después de recibir la información adecuada, para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud.”

Siempre se debe dar por escrito en las intervenciones quirúrgicas.

Una de las complicaciones que pueden ocurrir en las operaciones de la columna vertebral es la generación de una nueva lesión en la médula espinal.

Es un riesgo posible, estudiado y reconocido por la ciencia médica con mayor o menos incidencia dependiendo de la complejidad de la intervención (incidencia de entre el 0,2 y el 4%).

Al tratarse de un riesgo conocido, suele formar parte del consentimiento informado que firma el paciente antes de la intervención.

Se suele articular del siguiente modo:

Descripción de los riesgos típicos. Lesión de la médula o de las raíces nerviosas. Ello puede condicionar una disminución de la sensibilidad o una parálisis. Dicha lesión puede ser temporal o definitiva.”

¿El consentimiento informado impide reclamar en un caso por daño medular?

No.  Dicho consentimiento se articula para que seas plenamente consciente de los riesgos a los que te vas a someter en una determinada intervención, pero no exime de responsabilidad al equipo médico

Tal y como señala el Tribunal Supremo, los profesionales sanitarios deben actuar con profesionalidad, tal y como cabría esperar de ellos.

Mala praxis médica

Se trata de una actuación negligente por parte de uno o varios profesionales sanitarios. Puede producirse en cualquiera de las fases que componen el trabajo del profesional: diagnóstico, tratamiento o seguimiento.

Algunos ejemplos de mala praxis son el diagnóstico tardío o erróneo, una mala interpretación de las pruebas, errores quirúrgicos o no realizar las pruebas necesarias para detectar el problema a tiempo.

Lex artis

La Lex Artis está íntimamente ligada al concepto anterior. Se trata de los criterios seguidos y reconocidos por la ciencia médica y por la comunidad sanitaria.

Aglutina las técnicas que llevaría a cabo un profesional sanitario de acuerdo a la buena praxis de su profesión.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Jurisprudencia en paraplejias y tetraplejias

Los errores médicos suceden por múltiples causas.  Las reclamaciones no solo se centran en la estricta actuación del cirujano y su equipo, también pueden articularse por la ausencia o los defectos en el consentimiento informado. La sentencia 00105/2017 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha afirma lo siguiente:

“Se admite que se trató de una intervención de gran riesgo atendiendo a la delicada zona donde se realizó la intervención, pero desconociéndose la causa de la lesión ocasionada no se puede determinar la existencia de error humano o mala praxis contraria a la «lex artis». Sin embargo la sentencia aprecia que no se prestó el necesario consentimiento informado para la operación realizada. Esta ausencia debe tener consecuencias jurídicas por los daños morales causados

Otro llamativo caso se produjo en Cantabria. Tras realizar múltiples pruebas durante dos años, un hombre fue sometido a una intervención de una fístula dorsal. Tras ella, sufrió una descompensación que dio lugar a una paraplejia.

En este caso, el Tribunal Supremo sentenció lo siguiente:

“Se tiene la fundada posibilidad de que la demora ha tenido trascendencia en la complejidad de la fístula arterio venosa dural medular, con el mayor riesgo de empeoramiento de las lesiones medulares y de su evolución”.

Por tanto, el Alto Tribunal no solo valora las negligencias en el momento exacto de la intervención sino durante todo el proceso. En este caso, apreció que el equipo médico hizo lo que debía, pero muy posteriormente a lo deseado afectando gravemente a la salud del paciente.

Indemnizaciones en casos de paraplejias

Las consecuencias de las lesiones medulares son enormes tanto física como psicológicamente. En el caso anterior, la sentencia del Tribunal Supremo condenó al Servicio Cántabro de Salud a pagar una indemnización de 400.000€ al paciente.

Atendiendo a la gravedad de los daños, las indemnizaciones son muy altas. Pueden superar ampliamente la cifra anterior. Aumentan por la gravedad de los daños causados.

Las indemnizaciones por este tipo de negligencias médicas son incapaces de para paliar el dolor y el sufrimiento, pero resultan útiles para mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Cómo reclamar frente a errores médicos con resultado de lesión medular?

Las paraplejias y tetraplejias son casos complejos a nivel jurídico. Obligan a la intervención conjunta de peritos médicos especialistas en neurología para determinar el alcance y origen de las lesiones, y de abogados especialistas en esta disciplina.

A menudo, la línea del error médico con resultado de paraplejia o tetraplejia es fina. Se trata de un proceso técnico y minucioso.

Todo parte de la historia clínica, el documento legal en el que figuran las actuaciones desarrolladas por el equipo médico. Tras su exhaustivo análisis, es necesario continuar con el resto de informes periciales a fin de demostrar la posible negligencia médica.

Para que esta primera fase pueda realizarse con éxito, recomendamos recopilar los documentos que haya ido generando el equipo médico durante el proceso: recetas, pruebas, partes…

Además, es importante señalar que los plazos para realizar la reclamación son limitados: un año desde la determinación de las secuelas en la sanidad pública; entre uno y cinco años en la sanidad privada.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.


¿Está buscando un abogado especializado en negligencia médica?

Más entradas

Ciclosporina

La ciclosporina es un medicamento inmunosupresor utilizado principalmente en el ámbito de los trasplantes de órganos para prevenir el rechazo del injerto. Este fármaco también

Warfarina

La warfarina es un anticoagulante oral ampliamente utilizado en la práctica médica para la prevención y tratamiento de diversas condiciones tromboembólicas. Este medicamento actúa inhibiendo

Heparina

La heparina es un medicamento anticoagulante que se utiliza para prevenir y tratar la formación de coágulos de sangre en el cuerpo. Es un polímero

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.