Negligenciasmedicas.legal

Negligencias en la atención de urgencias | Guía 2024

Lamentablemente, las negligencias también pueden suceder en urgencias. En la siguiente guía te hablamos de las negligencias más frecuentes en la atención de urgencias y analizamos por qué suceden, cómo evitarlas y cómo reclamar.

Lista de negligencias frecuentes en urgencias

Los servicios de urgencias también pueden ser los responsables de alguna que otra negligencia médica y eso se debe a varias razones. Principalmente, a la sobrecarga de pacientes y la falta de personal, lo que dificulta el diagnóstico rápido y preciso del paciente

Las negligencias más comunes en urgencias están relacionadas con errores de diagnóstico. Muchas veces, la sintomatología de las enfermedades no es clara, lo que lleva a que se cometan errores en la identificación de las patologías. 

Realmente, saber a la primera lo que el paciente tiene no siempre es fácil. Al fin y al cabo, el médico únicamente recibe al paciente unos minutos y no lo conoce, por lo que si no hay datos previos, es muy difícil saber por dónde tirar. A no ser que sea un caso claro. Pero no todos lo son.

No obstante, a pesar de que diagnosticar puede ser más o menos completo, es importante que los médicos realicen las exploraciones y pruebas necesarias para descartar las patologías más graves. Sobre todo cuando hay síntomas que puedan llevar a un problema de salud verdaderamente grave.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Infarto

En el caso de un infarto, el diagnóstico temprano es esencial para el tratamiento adecuado. Es importante que en estos casos se haga un electrocardiograma o una analítica de enzimas cardiacas, para descartar que el paciente tenga problemas de corazón. 

Si no se realizan las pruebas que se deben hacer o se comete un error de diagnóstico, estaríamos ante una negligencia médica.

Isquemias intestinales u otras patologías digestivas

El dolor abdominal es un síntoma común que puede estar causado por patologías banales o graves. 

  • Ejemplos de patologías banales: gastroenteritis
  • Ejemplos de patologías graves: isquemia intestinal, perforación de víscera hueca, apendicitis, peritonitis, etc.

La falta de claridad en la presentación de la sintomatología debe alertar al médico para actuar con precaución y realizar pruebas diagnósticas adecuadas. En el caso de mandar al paciente para casa sin hacer pruebas, podría ser considerado negligencia.

Meningitis

La meningitis es una condición seria que puede ser mal diagnosticada si no se realizan exploraciones adecuadas, como la rigidez de nuca o por no hacer analíticas. En el caso de enviar al paciente para casa sin explorar y siendo un caso de meningitis, efectivamente hablamos de negligencia médica.

Ictus

Los pacientes con síntomas de ictus pueden salir de urgencias con diagnósticos erróneos debido a una exploración deficientes, lo que puede llevar a consecuencias graves o incluso fatales para el paciente. Hablamos de importantes secuelas o incluso su fallecimiento, con lo que puede salir muy caro.

Urgencias psiquiátricas

También puede ocurrir que un paciente con problemas psiquiátricos acuda a urgencias con ideas suicidas. Es uno de los casos más duros a los que pueden enfrentarse los profesionales sanitarios. 

En estos casos, aplicar las medidas adecuadas es fundamental, dado que cualquier error por pequeño que sea como una falta de vigilancia, puede acabar con el fallecimiento del paciente en el centro de urgencias

Neumonía

La neumonía puede ser difícil de diagnosticar en ocasiones y un mal diagnóstico puede tener consecuencias fatales, como el fallecimiento del paciente o infecciones generalizadas que pueden terminar en amputaciones. 

El síndrome de cola de caballo por presión medular

Es importante dedicar este espacio a este síndrome, dado que lamentablemente en muchas ocasiones se confunde con una lumbalgia. El paciente vuelve a casa creyendo que es lumbago y no es así. El no hacer las pruebas adecuadas puede llevar a un diagnóstico erróneo y a un caso de negligencia médica en urgencias. 

Diagnóstico correcto pero tratamiento erróneo

Aparte de las enfermedades mencionadas, también puede suceder que el médico diagnostique bien la patología pero que establezca un tratamiento que no es el más adecuado para la condición que tiene el paciente. 

Normalmente, esto sucede cuando el médico no está especializado en dicha patología. Puede llegar a ser un problema para el paciente, que puede no notar ningún tipo de mejoría o incluso empeorar con el paso del tiempo. También es un acto negligente.

¿Por qué suceden estas negligencias médicas en urgencias?

Ojalá estos errores no sucedieran, para no tener que hablar de negligencias médicas en los servicios de urgencias. Pero la realidad es otra, porque están completamente a la orden del día y es importante denunciarlo y ponerlo sobre la mesa, para tratar de mitigarlos en la medida de lo posible.

En general, estos errores negligentes en urgencias suceden por los siguientes motivos:

  • El médico que atiende al paciente no está especializado en la patología que tiene el paciente: una de las principales razones detrás de los errores médicos en servicios de urgencias es la falta de especialización del médico que atiende al paciente. En estos entornos, los médicos pueden encontrarse con muchas condiciones médicas distintas, muchas de las cuales pueden estar fuera de su área de especialización. Esto puede llevar a diagnósticos erróneos o a la omisión de pruebas y tratamientos cruciales, ya que el médico puede no estar completamente familiarizado con los protocolos para ciertas enfermedades.
  • Falta de tiempo: los servicios de urgencias suelen estar bajo presión y tratan de ofrecer una atención rápida a los pacientes que llegan a la sala de urgencias o al hospital en situaciones críticas. Debido a esto, los médicos pueden enfrentarse a limitaciones de tiempo para evaluar adecuadamente a todos los pacientes, realizar pruebas y llegar a un diagnóstico preciso. Este factor, combinado con la necesidad de tomar decisiones rápidas, aumenta la posibilidad de cometer errores. En muchos casos puede acabar en negligencia.
  • Sobresaturación de pacientes: la sobresaturación de pacientes en la sala de urgencias es una realidad común en muchos hospitales o centros médicos. En algunos casos puntuales, los médicos pueden encontrarse atendiendo a un gran número de pacientes simultáneamente, lo que dificulta la atención individualizada y detallada que cada caso podría requerir. La sobrecarga de trabajo puede llevar a la fatiga y al agotamiento, lo que a su vez disminuye la capacidad de los médicos para prestar atención y concentrarse. Al fin y al cabo, también son personas.
  • Falta de personal en los servicios de urgencias: la falta de personal en los servicios de urgencias es un problema que puede agravar aún más la situación. Cuando los médicos y el personal de enfermería se ven desbordados por una sobrecarga de trabajo excesiva, la calidad de la atención que ofrecen a los pacientes puede dejar mucho que desear. Esto puede provocar que atiendan tarde al paciente y que pasen por alto detalles importantes de su historial médico.

¿Cómo evitar que ocurran estas negligencias médicas? 

Para evitar estas negligencias, es indispensable que los médicos estén atentos a la sintomatología, realicen exploraciones adecuadas y tomen las medidas necesarias para garantizar un correcto diagnóstico preciso.

También es indispensable implementar protocolos estandarizados para la evaluación y tratamiento de ciertas condiciones médicas comunes en urgencias. Estos protocolos pueden ayudar a los médicos a tomar decisiones más informadas y consistentes, pudiendo acertar en muchos diagnósticos y salvar muchas vidas. 

Además, es fundamental que los servicios de urgencias cuenten con suficiente personal y recursos para brindar una atención de calidad y segura a los pacientes. Porque en muchos casos el paciente sufre la negligencia debido a esto, a falta de tiempo o escasez de recursos para atender su patología.

La prevención de las negligencias médicas en urgencias es de vital importancia para asegurar la salud y bienestar de los pacientes que acuden en busca de atención médica urgente. También para proteger a los propios médicos, que en muchos casos sufren en primera persona la falta de personal o los escasos minutos que tienen para poder atender debidamente a los pacientes, entre otros.

¿Cómo reclamar en caso de negligencia médica en urgencias?

Si has sufrido una negligencia médica en urgencias, que sepas que estás en tu derecho a reclamar y buscar una compensación por los daños sufridos.

No todas las dolencias son iguales ni todas las negligencias tampoco. Un mal diagnóstico, un diagnóstico tardío, la falta de realización de pruebas o no prescribir el tratamiento adecuado, son situaciones que podrían llegar a tener consecuencias fatales para el paciente. 

Recuerda recabar toda la información para poner la reclamación y no dudes en ponerte en manos de profesionales. En estos asuntos tan importantes, la tranquilidad no tiene precio.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.