Negligenciasmedicas.legal

Negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos | ¿Cómo reclamar?

La negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos es, lamentablemente, otra de las causas más comunes dentro de la negligencia médica. Quienes lo sufren, deben saber que están en su derecho de emprender acciones legales con ayuda de un abogado

Las prescripciones médicas de fármacos están totalmente a la orden del día, dado que son vitales para curar dolencias, ya sean leves o más graves. Es en este acto médico cuando se administra un determinado medicamento a un paciente.

Técnicamente hablando, el médico sigue un acto ético, científico y legal en el que utiliza un producto químico, biológico o natural que va a modificar las funciones biológicas y bioquímicas de una persona para alcanzar determinados resultados terapéuticos. Por lo que, es quien decide a qué se somete esa persona, que es posiblemente un riesgo que no tenía anteriormente.

El problema de que se produzca una negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos, son sus consecuencias, que pueden ser diferentes según el tipo de error o según el propio paciente. Si se administra un fármaco que no es, puede ser invalidante o mortal.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Asimismo, la negligencia médica se puede producir en un centro de salud o bien en un hospital. Conozcamos cuáles son las más frecuentes:

Tipos de negligencia médica por medicamentos

  • Retraso en la prescripción: un retraso injustificado de un fármaco puede ser fatal en algunos casos. Por ejemplo, el tomar antiagregantes o anticoagulantes tras una operación de cirugía, dado que si no se suministran determinados fármacos rápido, puede dar lugar a un trombo, causando lesiones o incluso la muerte. Algo similar ocurre si se produce un retraso en la administración de tratamiento antibiótico tras una cirugía “sucia” o si se implantan prótesis, porque podría desencadenar en una septicemia. Es en estos casos cuando el tratamiento se administra de forma profiláctica incluso antes de la propia intervención.
  • Se prescribe un fármaco incompatible: otra de las consecuencias médicas que se pueden producir en relación a la prescripción de medicamentos, puede guardar relación con el paciente que padece unas determinadas patologías previas y debe seguir un tratamiento médico. Si no se consulta la historia clínica del paciente por despiste, por exceso de confianza o porque se produce una equivocación, esto podría dar lugar a un grave error en la prescripción. Se podría suministrar el fármaco que no es o uno completamente incompatible con lo que tiene que tomar.
  • Fármaco a personas alérgicas: también puede ocurrir que el médico indique el uso de un determinado fármaco a un paciente que tiene alergia o que tiene indicios de ser alérgico. Es imprescindible que el médico revise la historia clínica y antecedentes de la persona, para evitar que pase por un episodio de shock anafiláctico.
  • Se suministra una cantidad no adecuada: a la hora de prescribir los medicamentos, también puede ocurrir que se dé el correcto pero que se indique de forma errónea cómo ha de ser su consumo. Por ejemplo, puede indicarse en exceso o en falta, de nuevo propiciado por el exceso de confianza, por un despiste o por negligencia. Por lo que, si no se indican las cantidades recomendadas según la patología, podría ser un problema para el paciente, dado que no todos reaccionan de la misma manera.
  • Falta de información sobre los medicamentos: el médico que receta los fármacos a sus pacientes debe conocer los efectos de cada medicamento que suministra. Es su responsabilidad mantenerse actualizados y recordarlo. También se le debe informar con transparencia al usuario.

Otros errores relacionados con los medicamentos

Aparte de los mencionados en el punto anterior, son menos frecuentes pero pueden producirse estos otros tipos de negligencia médica a causa de medicamentos

  • Se realiza mal un pedido de un medicamento: puede pasar si los medicamentos tienen nombres similares. Por eso es importante que todo el personal sanitario que manipula los medicamentos sepa identificar una posible receta incorrecta o una combinación nada recomendada.
  • El producto está mal etiquetado: puede ocurrir que se produzca un error en el etiquetado de un fármaco, ya sea en el etiquetado de la fórmula o en su empaque.
  • Se prepara mal el medicamento: si la fórmula se realiza con proporciones que no están bien, el medicamento debería retirarse del mercado, dado que si alguien lo toma estaríamos ante un caso de negligencia.
  • Mala escritura por parte del profesional: también puede estar originada en una mala escritura por parte del doctor a la hora de recetar algo y la falta de comunicación entre el personal sanitario. Es algo que se ha resuelto con su vinculación a la tarjeta sanitaria del paciente y su aparición en los ordenadores. 

¿Qué no sería una negligencia médica?

Por ejemplo, en el caso de que el paciente compre fármacos en venta libre. En ese caso, sería bajo su propia responsabilidad y por ese motivo no es en absoluto recomendable.

¿Cómo detectar una posible negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos?

Hay errores que los detecta el propio personal médico, cuando examinan posteriormente los archivos tras el alta. Es el mal menor, dado que si se detecta a tiempo, podría no causar daños importantes. No obstante, es importante que se notifique al paciente o a la familia sobre el error y los efectos.

Llegados a este punto, se recomienda a los pacientes afectados que contraten los servicios de un abogado especialista en negligencias médicas para que determine la relación entre el error de medicación y la condición del paciente. Es decir, hasta qué punto el fármaco recomendado por error le ha afectado.

Pero también es cierto que en buena parte de los casos, no se logra destapar sin el apoyo de un especialista que lo diga abiertamente. Aunque también lo puede desvelar el propio paciente.

Por ejemplo, puede ocurrir que el paciente sea curioso y nada más recibir sus fármacos revise en Internet para que sirve cada uno. Si encuentra que uno es incompatible, que no es lo que debería ser o que tiene un componente que le hace alergia, podría emprender acciones legales porque estaríamos ante un caso de negligencia médica.

También puede darse el caso de que el paciente desarrolle ciertos efectos secundarios que no son en absoluto normales con lo que esté tomando y, tras investigarlo, el personal médico llegue a la conclusión de que se han equivocado con la administración de los fármacos o que uno viene mal etiquetado.

En cualquier caso, es importante hacer un seguimiento total de los fármacos administrados y de sus reacciones adversas, para ver si todo es normal.

¿Qué derechos tienen los pacientes si se producen errores en la medicación?

Si has sido víctima de  una negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos, debes saber que no estás solo ni eres la primera persona que pasa por esto.

Llegados a este punto, puedes reclamar una indemnización por errores de mediación. Para ello, necesitas ponerte en manos de abogados especializados en esta área, respaldados por un perito médico para que antes de proceder puedan determinar la viabilidad de la reclamación

Es decir, si sufres una negligencia médica ocasionada por medicamentos, nosotros nos encargamos de estudiar y llevar tu caso, para que llegue a buen puerto. Para ello, determinaremos si estamos ante un error en la prescripción del fármaco o si es una reacción a un principio activo, no previsible.

Para que pueda salir adelante, hay que demostrar que se ha producido un error en la medicación suministrada o si existe una relación entre los daños que se reclaman y el fármaco que ha sido administrado. Es aquí donde un perito médico buscará la relación si la hubiera.

¿A qué se enfrenta el afectado? El médico que ha cometido el error se enfrenta posiblemente al pago de una indemnización económica, pero también se le podría imponer una pena que puede ir desde una multa hasta una pena de 4 años de prisión o una inhabilitación profesional de hasta 6 años.

¿Qué plazo hay para reclamar?

Es importante tener en cuenta que el plazo de la víctima de una negligencia médica para reclamar no siempre es el mismo, dado que viene determinado legalmente y depende del tipo de procedimiento a emprender y del tipo de daño.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Por ejemplo, en casos de fallecimiento o de secuelas, hay 1 año. Comienza a computarse desde la fecha de la muerte o desde que se conoció el alcance definitivo de los daños. Si es un caso de daño continuado o de daño permanente, el plazo de prescripción comienza desde que se tuvo conocimiento.

Si ocurre en centros privados, por secuelas tendríamos hasta 5 años para reclamar. En cualquier caso, depende del delito y es importante consultarlo según el caso en concreto del paciente.

Abogados especializados en negligencias médicas

Para denunciar y luchar por tus derechos si has sufrido una negligencia por prescripción inadecuada de medicamentos, necesitas respaldarte de buenos profesionales para que velen por tus intereses. Un abogado experto en negligencia médica será quien luche por ti para emprender acciones legales.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.