Negligenciasmedicas.legal

Indemnización por negligencias médicas en partos | Guía 2024

En un momento que debería estar lleno de alegría, el parto a veces se convierte en una fuente de graves preocupaciones debido a negligencias médicas.

Si te preguntas cómo actuar cuando el parto no va como debería por errores del personal médico, este artículo es para ti.

Exploraremos los derechos a compensación, cómo identificar negligencias, y cómo proceder legalmente para asegurar la justicia y la indemnización adecuada.

El deber del personal de salud

El personal médico tiene la responsabilidad de asegurar un proceso de parto seguro tanto para la madre como para el niño.

Están obligados a seguir estrictos protocolos médicos y éticos para minimizar los riesgos y garantizar la salud.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

La omisión o acción incorrecta que resulte en daño puede ser considerada como negligencia médica.

Esto incluye errores en el manejo de herramientas quirúrgicas, administración incorrecta de medicamentos, o fallos en proporcionar la atención necesaria en momentos críticos.

Daños que puede sufrir la madre y el feto

La experiencia del parto, que debería ser segura y controlada, puede complicarse gravemente debido a negligencias médicas.

Tanto la madre como el recién nacido están expuestos a numerosos riesgos si no se manejan adecuadamente las situaciones críticas o si se incumplen los protocolos estándar de atención.

Aquí exploramos en detalle los tipos de daños que pueden sufrir tanto la madre como el feto debido a negligencias durante el parto.

Daños a la madre

Las negligencias médicas pueden causar una amplia gama de complicaciones físicas y psicológicas para la madre, algunas de las cuales pueden tener efectos a largo plazo:

  • Desgarros vaginales: los desgarros severos pueden ocurrir si no se manejan adecuadamente las etapas del parto, especialmente si se requiere una intervención instrumental sin las precauciones necesarias.
  • Episiotomía mal realizada: una episiotomía es un corte hecho para ensanchar el canal del parto. Una ejecución incorrecta o una sutura inadecuada pueden llevar a infecciones, dolor prolongado y problemas en la recuperación.
  • Hemorragia obstétrica: una de las complicaciones más graves y potencialmente mortales es la hemorragia después del parto, que puede ser el resultado de una mala gestión durante el parto o de no tratar adecuadamente una hemorragia preexistente.
  • Infecciones graves: las infecciones pueden surgir por una esterilización inadecuada de los instrumentos, un manejo incorrecto durante el parto o por la no detección y tratamiento de signos infecciosos postparto.
  • Falta de atención médica adecuada: esto puede incluir la falta de respuesta a las señales de estrés de la madre durante el parto, lo que puede llevar a complicaciones evitables.
  • Olvido de material quirúrgico en el cuerpo: puede provocar infecciones severas y necesidad de operaciones adicionales para retirar el material olvidado.

Daños al feto

El recién nacido es especialmente vulnerable durante el parto, y cualquier error puede tener consecuencias devastadoras:

  • Muerte fetal: el resultado más trágico de una negligencia médica puede ser la muerte fetal, que puede ocurrir debido a una falta de oxigenación adecuada o a traumas durante el parto.
  • Hipoxia: la falta de oxígeno al cerebro, conocida como hipoxia, es alarmantemente común durante negligencias en el parto. Puede resultar en daños cerebrales permanentes, como la parálisis cerebral.
  • Lesiones mecánicas: el uso inadecuado de instrumentos como fórceps o ventosas puede causar lesiones físicas directas, incluyendo fracturas de cráneo o hemorragias internas.
  • Parálisis cerebral: esta es una condición permanente que afecta el movimiento, la coordinación muscular y la esperanza de vida, muchas veces resultante de un manejo inadecuado de un parto complicado o de una respuesta inadecuada a una situación de emergencia.
  • Distocia de hombros: esta es una emergencia obstétrica en la que los hombros del bebé se atascan en el canal del parto después de que la cabeza ha salido. Una mala gestión de esta situación puede resultar en parálisis braquial o daño en los nervios del bebé.

Documentación necesaria para reclamar indemnización

Para iniciar una reclamación de indemnización, es necesario reunir toda la documentación relacionada con el embarazo, parto y posparto.

Esto incluye historiales médicos, controles fetales, y cualquier prueba de cambio en el protocolo o desviación del estándar de cuidado esperado.

La correcta documentación forma la base para establecer el nexo causal entre la atención recibida y los daños sufridos.

Evaluación de los daños provocados

La evaluación de los daños es un paso fundamental para determinar la magnitud de la indemnización.

Esto se hace a través de informes médicos y periciales que analicen tanto el estado físico como psicológico de la madre y el niño.

La indemnización no solo cubre los costes médicos, sino también la compensación por el dolor y sufrimiento, así como cualquier pérdida económica futura debido a las secuelas.

Plazos para realizar la reclamación por negligencia médica en el parto

Cuando te enfrentas a una posible negligencia médica durante el parto, es necesario conocer los plazos establecidos por la ley para iniciar una reclamación.

Estos plazos son esenciales porque, si no se cumplen, se puede perder el derecho a reclamar una indemnización, independientemente de la gravedad del caso.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Reclamación ante un centro público de salud

En el caso de negligencias ocurridas en centros de salud públicos, el plazo para presentar una reclamación es generalmente de un año.

Este plazo comienza a contar desde el momento en que se evalúan las lesiones y se tiene pleno conocimiento de las consecuencias de la negligencia médica.

Es importante destacar que si la situación resulta en fallecimiento, el plazo puede variar, y es fundamental consultar con un abogado especializado para entender cómo proceder según las circunstancias específicas del caso.

Para iniciar el proceso, se debe presentar una reclamación administrativa ante la Consejería de Sanidad correspondiente.

Este proceso implica la formalización de un documento donde se explica la situación, se describen los daños sufridos y se aportan todas las pruebas médicas y documentales pertinentes.

Es aconsejable que este proceso sea acompañado por un abogado especializado en derecho sanitario, quien puede asegurar que la reclamación cumpla con todos los requisitos formales y sustanciales para ser considerada válida.

Reclamación ante un centro privado de salud

En los centros médicos privados, la situación es algo diferente. Aquí, la reclamación se encuadra bajo el marco de la Responsabilidad Civil.

Si existe un contrato firmado con el centro médico privado, el plazo para presentar una demanda es de cinco años a partir de la fecha en que se conoce la negligencia y sus efectos.

Si no existe un contrato directo, pero se ha sufrido una negligencia, el plazo general para actuar es también de un año, similar al plazo en los centros públicos.

Este año comienza a contar desde el día en que se tiene conocimiento completo de la lesión y sus posibles causas, o desde que se recibió el último servicio médico relacionado con la negligencia.

Valoración económica de la indemnización

La cuantificación de la indemnización es compleja y varía significativamente de un caso a otro. Aunque no existe un baremo específico para negligencias médicas en partos, frecuentemente se utilizan como referencia los criterios establecidos para accidentes de tráfico en cuanto a valoración de daños personales.

Los ejemplos que se citan a continuación muestran que las indemnizaciones pueden ser significativas, especialmente en casos donde los daños son graves y tienen un impacto duradero en la calidad de vida del niño y su familia:

  • 5,5 millones de euros fueron otorgados por daños a un bebé durante el parto, resultando en tetraplejía. Este caso involucró a un hospital en Valdepeñas y es una de las indemnizaciones más altas registradas en el país​
  • 5,2 millones de euros fueron otorgados en otro caso grave donde la negligencia médica también resultó en daños incapacitantes para el niño afectado. Este caso fue registrado en Castilla-La Mancha y es notable por ser una suma significativa y récord en el contexto de negligencias médicas​.
  • 1.250.000 euros se otorgaron en un caso donde la asfixia intraparto causó tetraparesia y retraso madurativo en un niño, debido a la atención médica recibida en el Hospital San José en Madrid​.
  • En Barcelona, se concedieron 900,000 euros por la muerte de un niño debido a una doble negligencia médica en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca. Este caso incluyó el retraso en realizar una cesárea necesaria y el no detectar una patología cardíaca en el bebé al nacer.

Estos casos también destacan la importancia de la asesoría legal adecuada y de una evaluación detallada del daño sufrido para asegurar una compensación justa.

¿Cómo encontrar un abogado para reclamar una indemnización por negligencia médica en parto?

Si estás interesado en consultar con un abogado especialista, simplemente rellena el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España, la cual te brinda la oportunidad de que hasta tres abogados especialistas revisen tu caso y te ofrezcan un presupuesto personalizado.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.