Negligenciasmedicas.legal

Negligencia en rinoplastia  | ¿Cómo reclamar?

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico estético y reconstructivo que se hace en la nariz para mejorar su apariencia o corregir cualquier problema funcional.

Claro que, como toda cirugía, tiene sus riesgos e incluso pueden producirse negligencias médicas.

En la siguiente guía abordamos las principales negligencias por rinoplastia.

Guía | Qué es una negligencia en rinoplastia y qué hacer

La rinoplastia o cirugía de nariz permite cambiar el tamaño, la forma y la proporción de la nariz, así como corregir problemas respiratorios relacionados. 

Se estima que cada año en España se realizan en torno a 80.000 rinoplastias, siendo además la cuarta operación de cirugía estética más solicitada. Aunque recordemos que no siempre se realiza por aspectos estéticos, sino también funcionales.

¿Por qué se realiza?

Es un procedimiento que se puede realizar por distintas razones, ya sea por un motivo estético o funcional:

  • Estética: muchas personas optan por someterse a una rinoplastia para mejorar la apariencia de su nariz. Esto puede implicar la reducción del tamaño de la nariz, la remodelación o el estrechamiento de los orificios nasales, entre otros cambios estéticos. 
  • Problemas funcionales: la rinoplastia también se puede realizar para corregir problemas funcionales en la nariz que afectan a la respiración de las personas. Estos problemas pueden incluir desviaciones del tabique nasal, cornetes inflamados que provocan molestias al respirar o una estructura nasal subdesarrollada. 
  • Corrección de deformidades o lesiones: la rinoplastia puede ser necesaria para corregir deformidades o lesiones en la nariz debido a accidentes, traumatismos, malformaciones congénitas o cirugías previas. Se le conoce como rinoplastia reconstructiva y puede restaurar la función y la apariencia natural de la nariz, con lo cual también es un motivo para someterse.

El procedimiento de rinoplastia se suele realizar bajo anestesia general o sedación intravenosa. Hay dos enfoques principales para la rinoplastia como son el abierto y el cerrado, y la elección del enfoque dependerá de las preferencias del paciente y opinión del cirujano. 

Tras la cirugía de nariz, es común experimentar hinchazón, moretones y malestar en los primeros días o semanas posteriores a la rinoplastia. Por ese motivo es tan importante iniciar un período de recuperación adecuado siguiendo las instrucciones del cirujano en cuanto a la actividad física, higiene nasal y toma de medicamentos.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Claro que, no siempre es oro todo lo que reluce y pueden surgir ciertas complicaciones que realmente son negligencias médicas. Lo que ocurre, es que a menudo el paciente sospecha de que se trate de un error negligente por parte del personal sanitario, por eso es tan importante ponerlo sobre la mesa.

Negligencias más comunes en una rinoplastia

Aunque la mayoría de las rinoplastias se realizan con éxito y sin complicaciones, existen casos en los que la negligencia médico puede ocurrir y causar daños o problemas para el paciente, tanto a nivel estético como funcional

Entre las principales negligencias asociadas, destacamos:

  • Diagnóstico incorrecto: equivocarse en el diagnóstico es un acto negligente por parte del médico. Puede ocurrir si un cirujano plástico diagnostica incorrectamente los problemas funcionales de la nariz del paciente, dando lugar a la realización de un tratamiento inapropiado o a la falta de corrección de los problemas reales, lo que puede ser muy perjudicial para el afectado.
  • Falta de consentimiento informado: antes de realizar una rinoplastia, es importante que los pacientes reciban información completa sobre el procedimiento. Si el cirujano no le informa al paciente de todo lo que conlleva, puede considerarse negligencia.
    • El consentimiento informado se basa en la ley que recoge los derechos y obligaciones de los pacientes. En la Ley 41/2002, de 14 de noviembre se indica que “Toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento de los pacientes o usuarios. El consentimiento, que debe obtenerse después de que el paciente reciba una información adecuada, se hará por escrito en los supuestos previstos en la Ley.”
  • Error en la técnica quirúrgica: durante una rinoplastia, el cirujano debe tener los conocimientos necesarios para realizar el procedimiento de manera segura y efectiva. La negligencia puede ocurrir si el cirujano comete errores en la técnica quirúrgica, como la extracción excesiva o insuficiente del tejido nasal, la mala colocación de injertos o la falta de atención a los detalles estéticos solicitados por el paciente. 
  • Complicaciones no tratadas: pueden surgir complicaciones durante o después de una rinoplastia y es deber del cirujano detectar y tratar correctamente las posibles complicaciones. Entre ellas se incluyen la infección, el sangrado excesivo o la mala cicatrización. Si no hace nada, puede considerarse negligencia médica. 
  • Resultados insatisfactorios o deformidades: si el resultado final de una rinoplastia no es lo que quería el paciente o incluso se produce una deformidad, puede considerarse negligencia. Esto ocurre sobre todo en cirugía plástica, por eso es tan importante buscar a un buen profesional. Nadie quiere someterse a este procedimiento sin que el resultado sea justo lo que esperaba. 
  • Mala gestión del dolor y la recuperación: la negligencia también puede ocurrir si no se informa al paciente de todo el proceso de recuperación y de cómo puede gestionar el dolor durante el cuidado postoperatorio. Esto puede incluso derivar en un malestar generalizado con complicaciones adicionales o una recuperación más difícil para el paciente. Lo que sería un acto negligente. 

Síntomas de una cirugía negligente en una rinoplastia 

Cuando el paciente sufre una negligencia médica, ve que algo no marcha bien. A El paciente puede experimentar síntomas como:

  • Problemas para respirar (antes no los tenía)
  • Sangra demasiado (hemorragia)
  • Nariz desfigurada
  • El paciente no tiene ni olfato ni gusto
  • Cicatrices muy exageradas 
  • Hematoma 
  • Nariz desviada

Estas problemáticas van más allá de lo que sería considerado “normal” y no deben quedarse en el olvido, porque efectivamente estarían confirmando que el médico actuó de forma negligente. No es lo normal.

Causas y consecuencias de una rinoplastia mal hecha

Una rinoplastia mal hecha, aparte de los síntomas mencionados que pueden ser fatales, puede causar también daños irreparables en el paciente. No hay dos casos iguales y a cada persona le puede afectar de forma diferente. Por ejemplo:

  • Aparición de nuevos problemas médicos a causa de una negligencia durante la operación la rinoplastia: entre las consecuencias, si la cirugía sale mal pueden producirse déficit respiratorios, dolor torácico, ronquidos, etc., alterando la vida del paciente y dejando de ser sano.
  • Defectos a nivel estético: la operación también puede hacer que la nariz no tenga la estética que tenía antes de la cirugía, causando el descontento del paciente y provocando incluso algún trauma. Además, el tratar de corregir una deformidad generada puede causar incluso nuevas deformidades o problemas de salud. Con lo cual no es moco de pavo y hay que tener cuidado.
  • Segunda intervención: si la primera intervención sale mal, puede que el paciente se vea obligado a someterse a otra intervención más, que puede ser más compleja y con los riesgos que eso conlleva.
  • Daños a nivel psicológico: una mala rinoplastia también puede afectar a nivel psicológico al paciente y son daños que pueden llegar a ser irreparables o llevar mucho tiempo curar. Hablamos de depresión o problemas mentales.
  • Pérdida del empleo o problemas económicos: si una rinoplastia sale mal, el paciente podría enfrentarse no solo a una pérdida económica, sino que las consecuencias podrían afectar también a nivel laboral. 

Tipos de reclamaciones por negligencia en una rinoplastia

Si una cirugía de rinoplastia salió mal, el paciente afectado puede reclamar por los daños ocasionados. Principalmente, se contemplan estos tres tipos:

  • Reclamación por daños genéricos: cubre los daños generados por el dolor derivado de una operación que salió mal.
  • Gastos médicos: si debido a una mala operación se tiene que hacer frente a un tratamiento médico adicional, se puede incluir en el parte para reclamar una compensación por lo sucedido. 
  • Reclamo por pérdida de ingresos: una mala cirugía también puede provocar lesiones que hagan que el paciente no pueda ir al trabajo con normalidad, causando una pérdida de ingresos. Por lo que también podría reclamar

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Lo importante es proporcionar toda la información que puedas para que así se pueda determinar si hubo o no negligencia médica, así como el alcance de los daños producidos para determinar la cuantía de la posible indemnización

Un perito médico experto en cirugía podrá demostrar las consecuencias que la rinoplastia ha tenido en el paciente y así velar por sus intereses.

¿Cómo reclamar? Las 3 vías

  • Vía Civil: cuando se reclama por esta vía, se puede obtener una compensación económica por los daños sufridos debido a la mala actuación del profesional médico. Por eso es importante que un perito evalúe los daños corporales sucedidos en la nariz y también los psicológicos. Por lo general, esta vía se utiliza en casos de lesiones de menor gravedad y ha demostrado ser eficaz para obtener resultados favorables. 
  • Vía Penal: normalmente, se acude por la vía penal en casos de lesiones graves o fallecimientos debido a la negligencia médica de la rinoplastia. Se interpone una demanda contra el personal médico responsable y en algunos casos puede dar lugar incluso a la inhabilitación profesional de los médicos implicados, además de una compensación por los daños físicos y morales. 
  • Vía Contencioso-Administrativa: si se han sufrido negligencias médicas en una operación de rinoplastia, se puede seguir esta vía y tratar de llegar a un acuerdo. El objetivo de esta vía es obtener una compensación económica y no emprender acciones legales contra los responsables médicos, a diferencia de la vía penal

Es importante tener en cuenta que cada caso es único y puede requerir una evaluación individualizada. Es así como se puede determinar la vía adecuada para solicitar la compensación por las negligencias médicas sufridas en una rinoplastia. 

¿Qué hacer si sufro negligencia durante una rinoplastia?

Si crees que has sido víctima de negligencia médica en una rinoplastia, es importante que busques el asesoramiento legal de un abogado especializado en negligencia médica

Un abogado con experiencia en este ámbito podrá evaluar tu caso, revisar todo lo sucedido y tomar una decisión, para que te asegures de que efectivamente se trata de un caso de negligencia médica y que tienes posibilidades de éxito.

En cualquier caso, es importante que sepas que no hay dos casos iguales. Pero si has sufrido cualquiera de los casos anteriores, puedes valorar la interposición de una reclamación. Son tus derechos y de esta forma podrás ayudar también a las personas que decidan someterse a esta intervención después de ti.

¿En qué casos no es negligencia?

Es muy importante determinar si se trata o no de una negligencia médica. Hay veces en las que los pacientes inician una reclamación contra el cirujano por un resultado estético que no es el que esperaban. 

El problema es que muchas de estas reclamaciones no se aceptan porque se estima que el paciente tenía unas expectativas surrealistas del resultado. Por lo que es importante que, si es tu caso, tengas unas expectativas realistas antes de someterte a la intervención. En ese caso, no sería mala praxis.

¿Te ha quedado alguna duda?

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.