Negligenciasmedicas.legal

Negligencias en tratamientos de ortodoncia  | ¿Cómo reclamar?

Lamentablemente, las negligencias dentales están a la orden del día y una de las más frecuentes tiene que ver con las negligencias en los tratamientos de ortodoncia. En la siguiente guía te contamos todo lo que necesitas saber al respecto. 

¿Qué es una negligencia dental?

Una negligencia dental se refiere a la mala praxis o la falta de cuidado por parte del especialista en el ejercicio de su trabajo. En este caso, ocurre cuando el dentista, el ortodoncista o el equipo dental cometen errores o no cumplen con los estándares de atención adecuados, lo que puede resultar en daños o lesiones a los pacientes. 

La negligencia dental no tiene porqué deberse únicamente a un error en el tratamiento de ortodoncia, sino también a una posible falta de cuidado o atención insuficiente, un error en el diagnóstico o tratamiento, el uso de productos o materiales defectuosos, entre otros.

Las negligencias dentales están en aumento. La cifra de reclamaciones se ha disparado en los últimos 5 años. Según el Colegio de Odontólogos, se estima que podría haber más de 20.000 reclamaciones en esta área, lo cual es una cifra alta.

Estas negligencias pueden tener consecuencias físicas, psicológicas y económicas para los pacientes afectados, que van desde el empeoramiento de una condición hasta lesiones permanentes. 

Entre los motivos de las reclamaciones, el 30% están relacionadas con implantes dentales, seguidos de los tratamientos con prótesis y ortodoncias. Por lo que las negligencias en tratamiento de ortodoncia ocupan el top 3 actualmente, como una de las negligencias dentales más frecuentes.

Negligencias más frecuentes en tratamientos de ortodoncia

Las negligencias en tratamientos de ortodoncia se corresponden con errores o malas prácticas por parte de los ortodoncistas o profesionales dentales durante el proceso de la ortodoncia. 

Estas negligencias pueden tener diferentes formas y consecuencias, pudiendo afectar tanto a pacientes adultos como a niños. Entre las más frecuentes encontramos las siguientes: 

  • Diagnóstico incorrecto: si el ortodoncista no realiza un diagnóstico preciso de la condición dental del paciente, esto podría dar lugar a un plan de tratamiento inapropiado. Lo más importante, cuando una persona busca someterse a un tratamiento de ortodoncia dental, es dar con un buen profesional para que diagnostique la problemática del paciente y le proponga la mejor solución posible y dentro de un tiempo y presupuesto determinados. Por lo que, diagnosticar mal podría ser considerado un acto negligente.
  • Tratamiento inadecuado: un ortodoncista puede recomendar un tratamiento inadecuado para el paciente fruto de un diagnóstico incorrecto, como el uso de brackets u otros aparatos que no necesita, lo que puede llevar a unos resultados que no son los esperados o incluso a empeorar la condición dental. Es otro de los casos de negligencia dental más frecuentes, en parte por inexperiencia, por falta de conocimientos o por mala praxis. Pero bajo ningún concepto es culpa del paciente.
  • Errores durante la colocación de brackets: una mala colocación de los brackets puede resultar en una mala alineación dental, molestias excesivas o incluso causar daño a los dientes o encías. El paciente incluso podría desarrollar cualquier problema a posteriori, como por ejemplo excesiva acumulación de sarro, llegando a dañar en gran medida su salud dental. Por lo que, el hecho de colocar mal los brackets y luego enmendar el error, no quita que no se haya cometido una negligencia tratando al paciente.
  • Aplicar demasiada fuerza sobre la boca del paciente: el hecho de que el profesional se muestre un tanto bruto en el proceso de corrección dental puede causar daños en los dientes, las raíces o los tejidos circundantes. También es un acto negligente debido a una mala praxis y el paciente está en su derecho de reclamar por los daños ocasionados. 
  • Falta de seguimiento adecuado: un ortodoncista siempre debe realizar un seguimiento regular del progreso del tratamiento para realizar los ajustes que pueda considerar necesarios. La falta de seguimiento adecuado puede resultar en problemas no resueltos o la prolongación innecesaria del tratamiento. Normalmente, se le comunica al paciente la duración estimada del tratamiento en meses. Con lo cual, si lo excede, puede dar que pensar. Es fundamental que el profesional realice un seguimiento frecuente.
  • Incumplimiento de los estándares de seguridad: si un ortodoncista no cumple con los estándares de seguridad y protocolos de higiene, puede aumentar el riesgo de infecciones u otros problemas de salud bucal. Las consecuencias de las negligencias en tratamientos de ortodoncia pueden variar desde molestias y complicaciones menores hasta problemas dentales graves y daño permanente en el paciente. Por ejemplo:
    • Molestias leves: en los casos más leves, los pacientes podrían experimentar dolor, incomodidad, dificultades para hablar o comer, entre otros. Aunque sean leves, el paciente no tiene porqué padecerlos porque no dejan de ser derivados de una negligencia dental.
    • Casos graves: en los casos más graves, los pacientes podrían requerir de tratamientos adicionales o correctivos para solucionar los problemas causados por la negligencia en el tratamiento de ortodoncia. Es importante que en todas estas situaciones el paciente busque un buen asesoramiento para poder velar por sus intereses, porque se puede reclamar.

Estas son algunas de las negligencias más comunes en tratamientos de ortodoncia y que están a la orden del día. En casos de negligencia comprobada, los pacientes pueden exigir una compensación económica importante por los daños sufridos

Nosotros siempre recomendamos buscar asesoramiento legal si se sospecha de una negligencia en un tratamiento de ortodoncia, para que puedas conseguir el mejor resultado posible fruto de tu reclamación. Al fin y al cabo, un experto sabrá cómo debes proceder, lo que necesitas y lo que puedes conseguir a cambio de lo sucedido.

Por ejemplo, es importante no confundir una negligencia médica con un resultado que no es el deseado. Esto es, que los dientes no te queden tan alineados o perfectos como el paciente esperaba. 

Hay personas que tras someterse a un tratamiento de ortodoncia dental se notan raras, con un resultado estético no es lo que esperaban. 

En muchos casos, hay que aceptarlo y tratar de no tener unas expectativas demasiado altas, porque no es lo mismo tener una sonrisa alineada que una sonrisa perfecta de revista (a veces incluyen carillas y blanqueamientos). Por tanto, el hecho de que el resultado estético no te guste no tiene porqué ser un caso de negligencia dental.

También puede suceder que a partir del tratamiento surja cualquier problema dental que el paciente antes no tenía. Esto sí sería un caso de negligencia médica, porque el paciente no tiene porqué enfrentarse a este problema. No hay derecho. 

Denunciar malos resultados en un tratamiento de ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia se realiza en niños o en adultos para corregir problemas en la posición y forma de los dientes. Sin embargo, como te contamos, puede ocurrir que el resultado final no cumpla las expectativas esperadas o incluso pueden surgir problemas bucodentales derivados del tratamiento

En primer lugar, es importante determinar si el tratamiento de ortodoncia es de naturaleza estética o tiene como prioridad mejorar problemas de salud bucodental. 

Si es por estética y el resultado no se aproxima a lo establecido en el contrato firmado con la clínica dental, se puede estudiar la posibilidad de presentar una reclamación por incumplimiento de contrato

En el caso de haber sido realizado para solucionar un cierto problema como puede ser corregir una mala mordida o un paladar estrecho, se debe analizar qué fue lo que sucedió a lo largo del tratamiento dental. Esto es, si el tratamiento fue realizado correctamente, si el ortodoncista actuó con diligencia o si se cometió una mala praxis que llevó a un resultado insatisfactorio o a problemas adicionales en la boca.

A veces ya no se trata únicamente de que los dientes no queden bien alineados como resultado de la ortodoncia, sino que puede suceder que se genere cualquier problema bucodental derivado del tratamiento de ortodoncia. En ese caso sería una negligencia médica.

En cualquier caso, antes de actuar es importante considerar la viabilidad de presentar una reclamación por negligencia profesional, para asegurar los mejores resultados posibles.

Las negligencias en tratamientos de ortodoncia están a la orden del día y pueden producirse por diversos motivos como los que comentamos en la guía. Por eso es importante ponerse siempre en manos de los mejores especialistas.

En el caso de que sospeches de una negligencia dental por tratamiento de ortodoncia, recuerda que estamos a tu lado para analizar la viabilidad de tu caso y luchar por tus intereses. 

Recuerda que no estás solo y que todo o prácticamente todo tiene arreglo. En cualquier caso, nosotros trataremos de poner todo de nuestra parte para llevar tu caso y conseguir el mejor resultado posible. ¿Lo vemos?

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.