Negligenciasmedicas.legal

Negligencia médica por maniobra de Hamilton | ¿Cómo reclamar?

En momentos críticos, depositamos nuestra confianza y esperanzas en manos de profesionales médicos, esperando no solo habilidad sino también cuidado.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando ese cuidado se desvía de su curso, dejando en su lugar consecuencias duraderas?

Este artículo se adentra en el complejo mundo de la responsabilidad civil por negligencia médica, con un enfoque particular en la controvertida maniobra de Hamilton.

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Desentrañaremos las capas de responsabilidad legal, los derechos del paciente, y cómo proceder si te encuentras frente a un posible caso de negligencia médica en España.

¿Qué es la Maniobra de Hamilton?

La maniobra de Hamilton consiste en realizar un examen interno con los dedos, durante el cual el profesional médico realiza un movimiento circular suave dentro del cuello uterino.

Este procedimiento se lleva a cabo con el objetivo de despegar las membranas amnióticas del borde inferior del útero.

Teóricamente, este desprendimiento estimula la producción de prostaglandinas, las cuales pueden incrementar la actividad uterina y, por ende, inducir el parto.

La Maniobra de Hamilton: ¿procedimiento o negligencia?

La maniobra de Hamilton, un método utilizado para inducir el parto, se encuentra en una línea fina entre ser un procedimiento aceptado bajo condiciones específicas y una fuente de negligencia médica cuando se aplica incorrectamente.

Aprobada solo para casos concretos y con obligación por parte del profesional de informar y obtener consentimiento previo por parte de la paciente. 

¿En qué casos se utiliza?

La maniobra de Hamilton generalmente se considera en situaciones específicas, tales como:

  • Embarazos prolongados: se aplica en embarazos que han superado las 40 semanas de gestación, donde existe preocupación por los riesgos asociados con el posparto tardío.
  • Dilatación del cuello uterino: en los casos en los que el cuello uterino muestra signos de dilatación y madurez, indicando que el cuerpo puede estar preparándose para el parto.
  • Para evitar intervenciones farmacológicas: para evitar el uso de medicamentos para inducir el parto, como el oxitocina.

Riesgos de la Maniobra de Hamilton en el parto

La maniobra de Hamilton, incorporada en los protocolos sanitarios para inducir el parto, presenta varios riesgos que deben ser cuidadosamente evaluados:

  • Dolor durante y posterior a la ejecución: la aplicación de esta técnica puede provocar dolor significativo en el momento y los días subsiguientes, afectando el confort de la madre.
  • Inicio de contracciones sin entrar en trabajo de parto: puede provocar contracciones uterinas que no desembocan en un trabajo de parto efectivo, lo que afecta el suministro de oxígeno al bebé y eleva los riesgos para su salud.
  • Mayor probabilidad de cesárea: la falta de avance en el trabajo de parto puede incrementar la necesidad de realizar una cesárea, lo cual lleva implicaciones adicionales para la madre y el recién nacido.
  • Rotura prematura de la Bolsa Amniótica: este riesgo implica la posibilidad de que la bolsa amniótica se rompa antes de que el bebé esté preparado para el nacimiento, pudiendo generar complicaciones.

Es crucial que estos riesgos sean comunicados de forma clara, permitiendo a las embarazadas tomar decisiones bien informadas en colaboración con su equipo de salud.

¿Cuándo se considera negligencia médica?

El discernimiento entre una práctica médica estándar y una negligencia puede ser difuso. La maniobra de Hamilton ilustra esta dificultad. A pesar de ser una práctica aprobada en circunstancias específicas, el uso de la maniobra de Hamilton puede considerarse como negligencia cuando: 

  • No hay consentimiento informado: los pacientes deben estar plenamente informados sobre el procedimiento, incluyendo sus riesgos y beneficios, antes de su realización. La omisión de este paso esencial puede ser considerada negligencia médica.
  • Aplicación inadecuada: el uso de la maniobra en situaciones donde no se cumplen las condiciones recomendadas, como en embarazos antes de las 40 semanas o sin dilatación cervical adecuada, puede aumentar el riesgo de complicaciones, incluyendo el inicio de contracciones sin progreso en el trabajo de parto, necesidad de cesárea, y potencial estrés fetal.
  • Cuando existen riesgos asociados: aunque es relativamente segura cuando se realiza correctamente, la maniobra conlleva riesgos inherentes, como dolor, rotura prematura de membranas, y un aumento en la probabilidad de intervenciones adicionales, incluido el uso de instrumentos como el fórceps.

¿Cómo proceder ante una negligencia por la maniobra de Hamilton?

El proceso para reclamar compensación por negligencia médica en España está delineado por normativas específicas.

Implica la recopilación de pruebas, incluyendo la historia clínica y la documentación del procedimiento, y la intervención de un abogado especializado.

Un aspecto crucial es la actuación dentro de los plazos legales establecidos, que varían si el servicio fue prestado en una entidad pública o privada.

Cuando se sospecha de negligencia médica, es importante emprender acciones legales, ya que las víctimas tienen derechos que pueden y deben ser defendidos. Este proceso requiere del apoyo de profesionales especializados en derecho médico.

¿Cuáles son los plazos legales?

Los plazos legales para presentar una demanda por negligencia médica en España varían dependiendo de si el servicio de salud implicado es público o privado, así como de la naturaleza de la reclamación.

Estos plazos son cruciales porque, una vez transcurridos, se pierde el derecho a reclamar compensación por los daños sufridos.

  • Servicio de Salud Público: vía contencioso-administrativa. Para reclamaciones contra entidades de salud pública, el plazo para presentar una demanda es de 1 año desde el momento en que se produce el daño o desde que el afectado tiene conocimiento del mismo. Este plazo se aplica a la mayoría de los casos de negligencia médica en el ámbito público y comienza a contar desde el día siguiente a la fecha del suceso o desde la fecha en la que se emite el diagnóstico o informe que evidencia la negligencia.
  • Servicio de Salud Privado: vía civil. En el caso de negligencias médicas ocurridas en el sector privado, los afectados disponen de un plazo de 5 años para interponer una demanda. Este cambio se introdujo con la reforma del Código Civil efectuada por la Ley 42/2015, que entró en vigor el 7 de octubre de 2015. Antes de esta fecha, el plazo era de 15 años. La cuenta de este plazo comienza desde el momento en que el paciente conoce o puede conocer los daños sufridos como consecuencia de la actuación médica.
  • Vía penal. En casos donde la negligencia médica pueda constituir un delito, como aquellos en los que hay lesiones graves o fallecimiento, el plazo para presentar una denuncia o querella penal dependerá del tipo de delito imputado. Por ejemplo, para lesiones leves, el plazo podría ser de 6 meses, mientras que para delitos que resulten en lesiones más graves o la muerte, el plazo puede extenderse a 5 años. Es importante consultar con un abogado para determinar el plazo exacto aplicable según la naturaleza específica del caso.

Es esencial actuar con diligencia y buscar asesoramiento legal tan pronto como se sospeche de negligencia médica para asegurarse de cumplir con estos plazos y preservar el derecho a reclamar

El papel del consentimiento previo en la responsabilidad médica

El consentimiento informado actúa como un pilar en la relación médico-paciente. En el contexto de la maniobra de Hamilton, la ausencia de un consentimiento previo claro y documentado puede ser determinante en un caso de negligencia.

Este aspecto subraya la importancia de la comunicación y la transparencia en las prácticas médicas.

¿Cómo encontrar un abogado para casos de negligencia médica por la maniobra de Hamilton?

¿Necesitas un abogado experto en negligencias médicas?

Consulta con un abogado experto en Negligencias Médicas de tu zona. Accede a nuestra red de abogados de toda España y contacta con hasta 3 profesionales hoy mismo.

Si deseas consultar con un abogado especialista en negligencias por la maniobra de Hamilton, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.

¿Qué empresa trata tus datos?

Melendos Business S.L.

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Tratamos tus datos para poder prestarte los servicios de Melendos.

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web.

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

No se prevén transferencias internacionales de datos. Los datos podrán ser cedidos a profesionales del derecho con los que colaboremos, exclusivamente para gestionar tu solicitud.

¿Cuáles son mis derechos?

Puedes ejercitar tus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición, limitación u olvido.
¿Tienes dudas? Tanto si tienes alguna duda o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: clientes@melendos.es.